ABUELA PASA LAS ÚLTIMAS HORAS DE SU VIDA FUMANDO MARIHUANA CON SU NIETO

El joven compartió en Facebook el bello momento que vivió con su fallecida abuelita

¿Qué harías tú si sabes que te quedan muy pocas horas de vida? Seguramente la mayoría pensaría que pasar tiempo con las personas que ama es la mejor opción. Y eso decidió hacer una anciana con cáncer terminal, antes de fallecer.


Su nieto, Jeremiah Pollock, compartió en su cuenta de Facebook esta historia que se hizo viral casi de inmediato. Viajó cerca de catorce horas, desde Denver a Chicago, para estar en los últimos momentos de su abuela quien sufría metástasis por cáncer.


Pero no únicamente quería despedirse de ella sino darle el último mejor recuerdo de su vida, descansando en casa y yéndose llena de paz.

Abuelita confiesa a su nieta que le gustan las mujeres


"Hoy una ambulancia la trajo de vuelta a casa y le quitaron su asistencia para que pudiera descansar en casa", escribió en Facebook.


"El cáncer se ha expandido tanto que su cuerpo rechazó la quimioterapia y la enfermedad se ha ido a donde quiere: piernas, estómago, pulmones, está en todas partes", continuó.


Así mismo aseguró que ni la comida ni la bebida le hacen bien y la ancianita está sufriendo demasiado. Sin embargo, un momento de nieto y abuela lo cambió todo y hasta le quitó el dolor.


"En este pequeño momento que compartimos, la hice reír y sonreír, el estrés de su rostro de sapareció por unos pocos segundos", aseguró el joven quien declaró que el cigarro de marihuana que compartieron es el que más ha disfrutado en toda su vida.


"Mi abuela. Esta mujer es extraordinaria. Fue auténtica hasta sus últimas horas. Y mi corazón está roto en pedazos. Estos fueron mis últimos recuerdos con mi abuela. Ahora son mis favoritos", concluyó en la publicación que cuenta con más de cien mil likes.




Ahora pide ayuda para ocuparse de sus gastos funerarios

Aunque para él, la historia de su abuela tuvo un final feliz, desgraciadamente la enfermedad le dejó varias deudas, incluyendo gastos médicos, medicamentos y el lamentable funeral.

Por eso decidió abrir una cuenta de apoyo donde las personas que se conmovieron con la historia podrán donar lo que quieran para solventar estos gastos.

En la misma publicación, Pollock detalló un poco más sobre la vida de su abuelita, quien era el último familiar que le quedaba de parte de su mamá y que fue gay abiertamente desde siempre.