top of page

Cuáles son los peligros del gas de la risa, una de las drogas más usadas por los jóvenes

de Reino Unido y otros países europeos





Los médicos de un hospital en el este de Londres dicen que están viendo tantos casos por uso indebido del gas de la risa que se han visto obligados a elaborar pautas de tratamiento para compartir con sus colegas en Reino Unido.


El óxido nitroso, que se vende en pequeños tubos de metal, es una de las drogas más comunmente usadas por los jóvenes de entre 16 y 34 años en Reino Unido y otros países de Europa.


Su uso intensivo puede provocar una deficiencia de vitaminas que causa daños en los nervios de la médula espinal.





El equipo del Royal London Hospital señala que los médicos deben estar alertas ya que ellos están viendo alrededor de un caso nuevo casi todas las semanas.






Daños en el sistema nervioso


Estos pacientes llegan al hospital con síntomas vinculados a daños en los nervios: no pueden caminar, se caen o experimentan un cosquilleo o pérdida de sensibilidad en los pies y las manos.


Otros sufren problemas en la vejiga o los intestinos o incontinencia.


Un detalle importante, es que pocos pacientes mencionan que han utilizado óxido nitroso.


"Estamos viendo gente joven: adolescentes y personas de unos 20 años", señala Alastair Noyce, neurólogo de la Universidad Queen Mary, en Londres.


"Lo que sorprende ahora es la severidad (de los casos). Hemos visto este aumento en aproximadamente los últimos 12 meses".



Se trata de una sustancia barata utilizada mayormente por jóvenes de entre 16 y 34 años

Noyce cree que esto puede estar vinculado al uso de cilindros de gas más grandes que pueden contener cerca de 60 o 70 veces más cantidad de gas que los contenedores pequeños que suelen verse tirados por el suelo en las calles o parques.



"Si lo has estado usando y desarrollas síntomas, deja de usar el gas inmediatamente y busca ayuda médica lo más pronto posible", dice.


La droga puede dañar el sistema nervioso al interferir con el metabolismo de la vitamina B12. Esto daña una capa protectora que recubre los nervios, como los que se encuentran en la parte posterior de la columna.

Si se corrige rápidamente la deficiencia de vitamina B12 con inyecciones de vitamina, se puede evitar el daño permanente.




Las directrices, avaladas por la Asociación de Neurólogos Británcos y diseñadas por expertos de Manchester, Birmingham, Nottingham y la Universidad Queen Mary, en Londres, advierten a los médicos sobre qué síntomas buscar y cómo tratarlos.




¿Cuáles son los riesgos del óxido nitroso?


  • El óxido nitroso ralentiza las respuestas de cuerpo y tu cerebro.

  • Demasiada cantidad puede hacer que te desmayes, pierdas la conciencia o te sofoques.

  • El uso intensivo y crónico también puede causar daños en los nervios

  • Inhalarlo directamente del cilindro es particularmente peligroso. El gas está helado y a alta presión, lo que puede dañar la garganta y los pulmones, detener la respiración o ralentizar el ritmo cardíaco.

  • Puede también causar sensación breve pero intensa de paranoia



"Están jugando con su vida"


Emma Cain, quien perdió a su hijo Jon después de que usara otro tipo de gas volátil llamado butano, quiere advertirle a otros jóvenes sobre los peligros de inhalar sustancias.



Jon murió a los 17 años de un paro cardíaco en 2011, inmediatamente después de inhalar este gas más liviano.


"Soy solo una persona, tratando de impedir que la gente lo haga, y si eso implica parar a la gente en la calle, lo haré", dijo Cain en una entrevista con la BBC en octubre.



"Les diré que es peligroso, que están jugando con su vida".


Kerry-Anne Donaldson, una londinense de 26 años, empezó a usar cilindros de gas de la risa cuando tenía 18 años, más que nada en fiestas.




Kerry Anne Donaldson se arrepiente de haber usado la droga. Hoy, con 24 años, no puede caminar por el daño que le provocó en la columna.


La primera vez que acabó en un hospital estaba gravemente enferma, pero continuó usando el gas "en busca del primer subidón que me dio".


Sus piernas, manos y pies fueron perdiendo sensibilidad poco a poco, hasta que, el año pasado, ya no pudo caminar más.





"Tenía 24 años y no lo usaba desde los 23, pero el daño aún estaba allí", dice.


Donaldson cuenta que puede levantarse y moverse dentro de su propio apartamento, pero que no puede caminar en la calle.



"Mi mensaje es no lo hagan, no vale vale pena".


"Al menos infórmate del daño que puede causar. Yo no escuché y les oculté a mis amigos lo que estaba haciendo", dice.




El gobierno de Inglaterra y Gales están considerando actualmente prohibir su uso y venta. En enero, Países Bajos se convirtió en el primer país del mundo en declarar ilegal su uso.




Las autoridades dicen que el gas puede continuar utilizándose por razones médicas como anestésico y también en la industria alimentaria (para hacer crema batida).






13 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page