top of page

El caso de Madeleine McCann y la joven de 21 años que cree es la niña desaparecida en 2007




Ya sea porque en su tiempo les tocó seguir la noticia cuando ocurrió, o porque se echaron el documental de Netflix, el caso de Madeleine McCann es uno que sigue dando de qué hablar a casi 16 años de haber ocurrido, pues cada año las autoridades y los padres de la niña siguen encontrando más pistas de lo ocurrido.


Para quienes no sepan de qué hablamos los pondremos en contexto: El 3 de mayo de 2007 la familia McCann se encontraba de vacaciones en el Ocean Club, un balneario ubicado al sur de Portugal, y esa noche decidieron salir a cenar con unos amigos.



En mayo de 2007 se reportó la desaparición de Madeleine McCann




En el cuarto de la villa donde se hospedaban, Madeleine McCann, de 3 años, se quedó dormida junto con sus hermanos gemelos. Sus papás se encontraban en un lugar que estaba a 100 metros, por lo que a ratos los McCann iban a echarles un vistazo.




Todo transcurrió de manera normal hasta que Kate McCann fue a checar que sus hijos estuvieran bien. La mujer, que al igual que su familia es de nacionalidad británica, descubrió que la cama de su hija Madeleine estaba vacía y alertó a su esposo.


Las autoridades la buscaron durante meses sin tener pistas de su paradero


Policías, encargados del hotel y huéspedes de la villa buscaron a la niña por todos lados sin tener éxito. El caso se hizo tan grande que días después la policía de Portugal ya tenía alertas en aeropuertos y fronteras por si alguien buscaba sacar a Madeleine McCann del país.


23 días después de la desaparición, el 26 de mayo de ese año, las autoridades portuguesas dieron a conocer que tenían la descripción de un hombre que, el día de la desaparición de Madeleine, vieron cargando a una niña cerca del resort.


Los papás de Madeleine McCann continuaron la búsqueda de su hija con ayuda del gobierno de Reino Unido


El papá de la niña, Gerry McCann, mencionó en un video que el hombre en cuestión podría ser un depredador sexual que estuvo vigilando a Madeleine McCann y a su familia durante sus vacaciones sin que nadie lo notara.


A pesar de las esperanzas de Kate y Gerry, en los años posteriores a la desaparición de su hija sólo se encontraron con la negligencia de las autoridades de Portugal, pues perdieron muchas pistas en la escena del crimen y además se negaron a seguir con la investigación del caso.


En 2020 un hombre alemán fue señalado como uno de los principales sospechosos




Desde el año 2009 y con ayuda del gobierno británico (que financió la investigación hasta el año 2020), los señores McCann publicaban la ficha de búsqueda de su hija con fotos modificadas a computadora donde mostraban cómo se vería en la actualidad.


Fue hasta el año 2020 donde los investigadores dieron a conocer que el principal sospechoso era Christian Brueckner, un hombre alemán de 43 años que cumplía una condena por haber cometido varios abusos sexuales entre los años de 2005 a 2018.





Christian Brueckner alardeaba de transportar niños y droga en una camioneta




Aunque el hombre negó ser el responsable de la desaparición de Madeleine McCann y aseguraba que la policía sólo quería ponerle una trampa, los investigadores británicos aseguraron que Christian estaba en Praia da Luz, la ciudad donde vacacionaba la pequeña, justo cuando ella desapareció.




Además, un testigo que conoció a Brueckner en Portugal, dijo que el hombre vivía en una casa rodante donde presumía que transportaba marihuana y niños en un compartimiento secreto que le ayudaba a no ser descubierto por las autoridades.







El caso de Madeleine McCann ha dado un giro inesperado este 2023


La camioneta de Christian Brueckner.

Casi 16 años después la desaparición de Madeleine McCann sigue vigente por las actualizaciones de las autoridades y la esperanza de sus padres: “Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos encontrar la paz”, indicaron en 2020 a la BBC.

Pero este 2023 el caso en torno a la niña ha dado un giro un tanto inesperado gracias a una joven de 21 años que, a través de redes sociales, asegura tener las pruebas suficientes para pensar que ella es Madeleine McCann, por lo que pide le hagan exámenes de ADN.


Por una chica que asegura tener pruebas para pensar que ella es Madeleine




Todo comenzó cuando a través de la cuenta de Instagram llamada @iammadeleinemccan, la joven en cuestión de nombre Julia Wandelt (y quien al parecer vive en Polonia) pidió ayuda para contactarse con los McCann, pues ella tiene rasgos físicos de Madeleine.

La más notable es quizá una marca en el ojo que Madeleine McCann tenía y la cual la chica tiene en el ojo derecho. Sin embargo, en otras imágenes la joven también compara algunos rasgos y gestos que compartiría con Gerry y Kate McCann.








Y quien al parecer se someterá a un examen de ADN con los McCann


La chica que asegura ser Madeleine contó que siempre tuvo dudas de su origen, pues de niña fue víctima de un pedófilo alemán (el cual al parecer es una de las personas de interés en el caso de Madeleine) y no recuerda mucho de su infancia.

Julia Wandelt comenzó una petición que aparentemente ya fue escuchada, pues afirmó que los señores McCann ya se contactaron con ella y aceptaron realizarse una prueba de ADN, la cual en el mejor de los caos resolvería uno de los casos de desapariciones más sonados en las últimas dos décadas.





21 visualizaciones0 comentarios
bottom of page