Francia le pondrá fin a la emergencia sanitaria por COVID-19 a partir del 1 de agosto




Aunque hace unos días en la OMS dijeron que le estabamos rascando mucho los h$%&/os al tigre, al dejar que el COVID-19 ande circulando ya tan campechanamente, en Francia creen que ya estuvo suave y le pondrán fin a la emergencia sanitaria.


De a cuerdo con Le Monde, el parlamento de Francia aprobó el proyecto de ley con el que se le pone fin al régimen de excepción impuesto por la pandemia. Con ello, se le dice “adieu” a medidas contra el COVID-19, como el pase sanitario, por ejemplo.




La ley que de manera explícita pone fin a las medidas contra el COVID-19 entrará en rigor a partir del 1 de agosto.


De acuerdo con la RFI, este proyecto de ley reemplaza el estado de emergencia sanitaria, introducido en marzo de 2020, que, en su momento, estableció como medidas excepcionales contra el COVID el toque de queda, la obligación de usar cubrebocas y tener un pase sanitario.





Pero, peeeero, peeeeeeeeero, lo anterior no quiere decir que Francia declara el fin de la pandemia. Nop. Nada más es el fin de los “regímenes de excepción”. De hecho, aunque ya no habrá medidas anti COVID, se prevé la posibilidad de imponer un test fronterizo. Pero eso sólo se establecerá “si la situación de salud lo requiere”.





“Este texto es un escudo necesario ante una epidemia de COVID-19 que aún no ha dicho su última palabra”, comentó el ministro de Salud, François Braun. “Responde a dos palabras clave: diálogo y compromiso”, agregó.



Francia acaba con el estado de emergencia en medio de una nueva ola de contagios, misma que se vive en otros países de Europa y el mundo. En las últimas 24 horas, los galos han reportado oficialmente casi 80 mil nuevos casos y 106 muertes por la enfermedad.


En la ley votada 209 a favor, 30 en contra en el Senado y 184 contra 149 en la Asamblea Nacional, también establece mecanismos para evitar que, en caso de que haya una crisis sanitaria en el futuro, el presidente vuelva a imponer medidas sin consultar con el Legislativo. “Si el gobierno necesita poderes excepcionales, tendrá que negociarlos uno a uno”, advirtió el legislador Philippe Bas.

6 visualizaciones0 comentarios