top of page

La conexión 6G podría usar a las personas como antenas humanas



¿Y si pudieras recargar tu smartwatch solamente llevando un brazalete o un anillo en el dedo? Es una de las propuestas de la futura conexión 6G.


Investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst están trabajando en un brazalete que convertiría a la personas en antenas humanas para aprovechar la energía sobrante que generará la futura conexión 6G.




La conexión 5G actual aún está en pañales, y no ha cumplido ninguna de las promesas que nos hicieron. Lleva casi estancada dos años. Pero los investigadores ya llevan tiempo trabajando en la futura conexión 6G.




Esta nueva conexión presentará una novedad muy interesante: Comunicación por luz visible, o VLC. Además de la clásica transmisión por ondas de radio que usamos ahora, la conexión 6G permitirá comunicarse por pulsos de luz capaces de apagarse y encenderse un millón de veces por segundo.



Conexión 6G y la fibra óptica inalámbrica


Cualquier dispositivo equipado con luces LED podrá enviar información, y otros dispositivos dotados de una cámara, como un móvil, captarán la señal de luz y la transformarán en datos. Puede verse como una especie de fibra óptica inalámbrica.


Según explica la web de la Universidad de Massachusetts Amherst, cuando se transmite a través de señales de luz o VLC, hay una importante fuga de energía, porque los LED también emiten ondas de radio. Si esta energía sobrante pudiera recogerse, se podría aprovechar para recargar pequeños dispositivos.




Lo único que se necesita para "cosechar" esta energía que liberan las luces LED, es una antena de alambre de cobre en espiral. El rendimiento de estas antenas depende de la superficie donde se coloquen.




Los investigadores probaron en paredes, móviles, y otros objetos, y la energía captada por la antena se multiplicaba por 10 cuando se colocaba en el antebrazo humano:




Este pequeño brazalete no pesa, no molesta, y por supuesto no produce ninguna molestia ni trastorno, al captar energía. Pero nos convierte en antenas humanas para aprovechar la conexión 6G.


Con este prototipo apenas se captura unos microvatios de energía proveniente de las transmisiones de las luces LED. Pero ya es suficiente para alimentar eternamente sensores de salud: temperatura, oxígeno en sangre, etc.



Si en el futuro la conexión 6G se estandariza y esta Comunicación por luz visible o VLC se usa en todos los sitios, llevar una pulsera antena de este tipo podría alimentar una pulsera de salud, un lector de ebooks, y otros dispositivos que no requieran mucha energía. Incluso pequeños electrodomésticos.




Aún falta bastante para que la conexión 6G sea estandarizada, así que no hay nada definitivo. Pero parece una idea interesante para ahorrar recargas y aprovechar la energía que se desperdicia con la Comunicación por luz visible o VLC.


4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page