top of page

La extraña reaparición de la “ballena espía” rusa en las costas de Suecia




Los noruegos llamaron a la beluga Hvaldimir en una referencia al presidente ruso Vladimir Putin.


Una misteriosa ballena, que en su momento fue sospechosa de ser una "espía" rusa, fue vista nuevamente en los últimos días.


Conocida localmente como Hvaldimir, el mamífero fue visto por primera vez nadando cerca de Noruega en 2019. Ahora se le ha visto en las aguas de Suecia.


Aún tiene un arnés que presuntamente le fue colocado en Rusia.


Tras pasar años moviéndose lentamente hacia el sur desde el extremo norte de Noruega, la ballena ha acelerado sus movimientos fuera de las aguas noruegas en los últimos meses, según OneWhale, una organización que monitorea su movimiento.


La razón detrás de su repentino viaje al sur no estaba clara, pero hay un par de posibilidades.



El nuevo avistamiento


Un biólogo marino de OneWhale, Sebastian Strand, señaló que podría haber varias razones para el cambio reciente en los movimientos de la ballena.


"No sabemos por qué ha acelerado tanto en este momento", especialmente porque se está alejando "muy rápidamente de su entorno natural"



La beluga podría necesitar la compañía de otras ballenas de su tipo, según los expertos.


Strand considera que puede haber dos posibles explicaciones para su cambio de comportamiento.

Una de ellas son los altos niveles de hormonas, que podrían estar "impulsándola a encontrar pareja".




Otro podría estar relacionado con la "soledad", agregó: "Las belugas son una especie muy social, podría ser que esté buscando otras belugas".


Estos mamíferos tienden a vivir en aguas heladas del Ártico, alrededor de Groenlandia, Rusia, Alaska y el norte de Noruega, y algunas migran durante el verano.



¿Es espía?


La beluga está domesticada y se acercó por primera vez a los barcos noruegos cerca de la isla de Ingoya hace cuatro años.


La isla está a 415 km de Murmansk, donde tiene su base la Flota del Norte de Rusia.


Fue descubierta portando un arnés equipado con un soporte para cámara GoPro y una inscripción que decía "Equipo de San Petersburgo".


Hvaldimir fue avistado por primera vez en 2019 con el arnés que la vincula con Rusia.





El hallazgo dio lugar a una investigación por parte de los servicios de inteligencia de Noruega, que le dijeron a la BBC que era probable que hubiera sido entrenada por el ejército ruso.





Desde entonces, la ballena ha llegado a ser conocida localmente como Hvaldimir, en un juego de palabras entre el término noruego para ballena, hval, y el nombre del presidente ruso Vladimir Putin.


En Moscú nunca han respondido oficialmente a la afirmación de que Hvaldimir fue entrenada por el ejército ruso.


Anteriormente, Rusia ha negado la existencia de cualquier programa que busque entrenar a los mamíferos marinos como espías.


"Si estuviéramos usando este animal para espiar, ¿realmente creen que le pondríamos un teléfono con el mensaje 'Por favor, llame a este número?'", ironizó en 2019 un coronel de reserva ruso, Viktor Baranets.






2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page