top of page

La niña de 6 años que salvó la vida de su madre dos veces pidiendo ayuda a través de un

DISPOSITIVO ALEXA





Emma Anderson instruyó a su pequeña hija sobre lo que tenía que hacer en caso de que ella tuviese algún problema de salud.


Una madre escocesa que recibió un trasplante de corazón contó cómo su hija de seis años le salvó la vida dos veces usando un asistente virtual.


Emma Anderson, de Glasgow, tenía 15 años cuando le diagnosticaron miocardiopatía hipertrófica.


Desde muy joven, su hija Darcey sabía que su madre tenía un "corazón delicado" y fue instruida en cómo pedir ayuda por medio de su dispositivo Alexa.


Hasta ahora la niña usó el aparato dos veces para reportar que su madre, de 27 años, no se encontraba bien.


"Configuré Alexa para que si me desmayaba o no me sentía bien, todo lo que tuviera que hacer era decir: 'Alexa, pide ayuda', y contactaría a mi madre, que vive a la vuelta de la esquina", afirmó la madre.



La mujer enseñó a su pequeña niña para que le pidiera ayuda al dispositivo Alexa en caso de que ella no pudiera hacerlo.



Poniendo a prueba lo aprendido

Anderson relató que su hija tuvo que poner en práctica su entrenamiento en más de una ocasión.



"Ha tenido que llamar a Alexa un par de veces, incluso una vez llamó a una ambulancia por su cuenta. En esa ocasión yo estaba muy mal”, dijo.


"Estoy muy orgullosa de ella, es una pequeña superestrella", comentó la madre al programa Good Morning Scotland (Buenos días Escocia) de BBC Radio Scotland, donde explicó su padecimiento.


"Me describieron mi condición de la siguiente forma: es como si mi corazón, en lugar de latir contra un cojín estuviera latiendo contra una pared de ladrillos, por lo que cada vez se dañaba más y más", explicó.


A lo largo de su vida la mujer manejó su condición con medicamentos, pero durante un chequeo de rutina le avisaron que necesitaba urgentemente un trasplante de corazón para salvarle la vida.


"Fui a mi chequeo de rutina y me dijeron que mi corazón se había puesto muy mal y que ya no podía esperar más en la lista de espera ordinaria. Tenía que entrar en una lista urgente porque básicamente si dejaba el hospital no me quedaba mucho tiempo", relató.


"A los pocos meses mi corazón falló por completo. Terminé con una bomba de globo aórtico que mantuvo mi corazón latiendo hasta que, con suerte, obtuvimos un trasplante”, narró.


"Y luego, unos 10 días después de eso, recibimos una llamada diciendo que había un corazón de donante disponible”, agregó.





El cantante escocés Tom Walker invitó a Anderson a grabar un video, junto con otras personas que pasaron situaciones complicadas en su vida.





Aprendiendo a vivir


Anderson recibió el trasplante en abril de 2022 en el hospital Jubileo de Oro de Clydebank, al suroeste de Escocia.


Cuando se le diagnosticó por primera vez, le implantaron un desfibrilador interno en el pecho, que se "disparó" tres veces el año pasado.


La madre dijo que el trasplante de corazón había sido transformador y que pudo casarse con su pareja Conner en julio pasado.


"Desde mi trasplante, ahora tengo una vida totalmente nueva”, afirmó.


"Puedo caminar a la escuela y recoger a Darcey y caminar de regreso, algo que nunca pude hacer antes”, contó.


"Durante la Pascua, logré llevar a Darcey a nadar, al parque y a una granja. Cosas simples que no podía hacer antes, las puedo hacer ahora. Ahora puedo ser una mamá de verdad", aseveró.


Sobre 28.000 escoceses padecen de problemas cardíacos. La condición más común es la miocardiopatía hipertrófica según la Revista Británica de Cardiología.





28.000 escoceses padecen de problemas cardíacos, de acuerdo con datos de las autoridades científicas.







Un camino empinado


Anderson expresó su eterno agradecimiento con su donante y su familia.


"Conseguir un trasplante es un camino muy duro, no es fácil", dijo.


"Estuve con soporte vital y todo tipo de otros tratamientos después de mi operación durante mucho tiempo, y mis músculos se deterioraron tanto que ya no podía caminar”, explicó.


"Lo único que parecía importarme una vez que estaba mejor era aprender a caminar de nuevo para poder caminar por el pasillo de la Iglesia y casarme”, dijo.


"Literalmente me dieron de alta poco más de una semana antes de la boda, todavía tenía puntos al caminar hacia el altar".


Mientras se recuperaba en el hospital, Anderson hizo un video de TikTok con imágenes de diferentes etapas de su convalecencia utilizando la canción de la estrella escocesa Tom Walker, The Best Is Yet to Come ("Lo mejor estar por venir").



Emma Anderson padecía de una condición cardíaca por la que terminó varias veces internada en un hospital.


El cantante quedó tan conmovido por el audiovisual que invitó a la madre a Londres para aparecer en otro video con personas que lo habían inspirado.



"Tom me contactó y me pidió que fuera a Londres y fuera parte de su video musical para crear conciencia”, relató.


La mujer no dudó en calificar de “horrible” su situación y admitió que no hay palabras con las que poder agradecerle a la familia de su donante por su gesto.


Por su parte, Gordon James, director del hospital que realizó el trasplante, dijo: "Mientras celebramos los 75 años del Servicio Nacional de Salud (NHS), la inspiradora historia de Emma nos muestra cuán valiosa y crucial es la atención que brinda la institución".




13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page