NASA ACLARA EL MISTERIO DE LA “PUERTA” ENCONTRADA EN MARTE

Las teorías comenzaron a circular en las redes sociales luego de que se publicaron fotografías de una supuesta puerta en el planeta rojo


A todos nos encantan los misterios, y más aquellos que tienen relación con el espacio exterior, es por eso que hoy te queremos compartir todo lo que sabemos acerca de la supuesta “puerta” que se encontró en Marte.


Para que entiendas el contexto de esta historia primero debemos comentarte que todo comenzó cuando el robot Curiosity de la NASA reportó el pasado 7 de mayo una extraña imagen en donde se ve una “puerta” sobre la superficie del planeta rojo.


Por supuesto que cuando estas imágenes comenzaron a circular en las redes sociales, las teorías en torno a ellas comenzaron a surgir, entre ellas la que más resalta es que se trata de una fotografía que podría evidenciar que alguna vez hubo una civilización en dicho planeta.


Pero, de acuerdo a la explicación de la NASA, ¿es real la “puerta”?



De acuerdo a lo argumentado por la agencia espacial, dicha imagen formó parte de la serie “Sol 3466”, la cual se publicó en varios fotogramas en el sitio web del Programa de Exploración de Marte.


De inmediato, en redes sociales y otros espacios comenzó a comentarse que la imagen sería una puerta, portal o pasadizo.



Pero de acuerdo con la agencia espacial, lo que se dice en las redes sociales esta muy lejos de que sea la verdad..


“Es una toma muy, muy, muy ampliada de una pequeña grieta en una roca”, le explicó la NASA a BBC Mundo.



Todo es una cuestión de perspectiva. No hay demasiado misterio en ello. El ángulo en el que fue tomada la imagen y la sombra que se proyecta sobre la erosión natural, hace que los ojos vean, en efecto, una especie de puerta.


Neil Hodgson, un geólogo británico que ha estudiado las formaciones del terreno marciano, dice: “En resumen, me parece una erosión natural”, señaló al sitio especializado Live Science.


La NASA aclara que las capas rocosas que se aprecian en imágenes como esta, son lechos de limo y arena. “Se depositaron hace unos 4.000 millones de años en condiciones sedimentarias, posiblemente en un río o en una duna arrastrada por el viento”, señaló Hodgson.




7 visualizaciones0 comentarios