top of page

¿Qué pasó en Rusia que emitió orden de captura contra la primera ministra de Estonia?

La tensión entre los países del este de Europa va en aumento con este suceso

Este martes, Rusia lanzó avisos de búsqueda y captura en contra de algunos dirigentes de los países bálticos (Letonia, Estonia y Lituania) así como de Polonia, incluída Kaja Kallas, la Primer Ministro de Estonia, acusados por “insultar la historia de Rusia”.

Este suceso se da en medio del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, ya que los países bálticos ven como una amenaza las ambiciones militares de Moscú, tildando a la extinta Unión Soviética (URSS) como una “fuerza de ocupación”



Desde Moscú, en cambio, afirman que la URSS fue una fuerza que los liberó de la amenaza que suponía la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial, tildando de “falsificación de la historia” a cualquier versión distinta



Según una nota del sitio web oficial del Ministerio del Interior de Rusia, Kallas enfrenta un proceso penal, del cual no se especifica el delito.

Al igual que Kallas, el secretario de Estado de Estonia, Taimar Peterkop, el ministro de Cultura de Lituania, Simonas Kairys, el director del Instituto Nacional de la Memoria de Polonia, Karol Nawrocki, el alcalde de la ciudad polaca de Walbrzych, Roman Szelemej, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Karol Rabenda. enfrentarían un proceso similar en Rusia.



Esta situación está tensando las relaciones entre los países mencionados, cercanos a la OTAN, y el gigante euroasiático, sin embargo, el Presidente ruso Vladimir Putin descarta cualquier tipo de invasión a Polonia o Letonia, argumentando que “no son objetivos de interés”. Se espera una escalada de las tensiones entre estos países en el marco del conflicto que mantiene a toda Europa preocupada

El secretario de Estado de Estonia, Taimar Peterkop, y el ministro de Cultura de Lituania, Simonas Kairys, aparecen también en la orden de búsqueda.

Los estados bálticos, que temen las ambiciones militares del Kremlin, consideran que la Unión Soviética los ocupó, mientras que Moscú se ve como un libertador y califica cualquier otro enfoque como una “falsificación de la historia”, un delito en Rusia.


“El régimen hace lo que siempre ha hecho: intenta sofocar la libertad (...) y seguir creando su propia versión que contradice los hechos y la lógica”, reaccionó el ministro lituano Kairys en un comunicado enviado a AFP.

En Estonia, Letonia y Lituania, ahora miembros de la Unión Europea y la OTAN, residen minorías rusas y Moscú considera que están oprimidas


“¡Los crímenes cometidos contra la memoria de quienes liberaron al mundo del nazismo y el fascismo deben ser respondidos! Y esto es solo el comienzo”, escribió el martes en Telegram la portavoz diplomática rusa, Maria Zajárova

4 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page