¿Qué se elige en las elecciones intermedias de EE.UU. y por qué son importantes?

Actualizado: 2 nov

El próximo 8 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones intermedias en Estados Unidos, unos comicios que se celebran cada dos años (en la mitad del mandato presidencial) y que son cruciales para el rumbo que tomará el país, por varios motivos.


Por un lado, porque definirán el control que los partidos Demócrata y Republicano tendrán del Congreso, actualmente en manos demócratas por márgenes estrechos. Además, también se elegirán los gobernadores de 36 estados, lo que podría cambiar el mapa político de EE.UU. Pero hay más: también son consideradas una especie de referendo sobre la gestión del presidente, en este caso, sobre Joe Bien.


¿Qué se vota?

Así, el martes 8 de noviembre se definirán 435 escaños de la Cámara de Representantes, cuyos miembros se postulan cada dos años, y 35 escaños del Senado de 100 miembros, cuyos mandatos son de seis años. No se trata de un proceso menor: de los resultados dependen en gran medida los últimos dos años del gobierno de Biden, las iniciativas y desafíos de la última etapa de su mandato, además de que sentarán las bases para las presidenciales de 2024.


Oficialmente, los partidos que participan de la elección son varios, pero Estados Unidos se define entre los grandes partidos: el Republicano y el Demócrata. Esto se debe a que el sistema electoral otorga la banca al partido que más votos obtiene, a diferencia de varios países en donde sistemas proporcionales otorgan representación parlamentaria a partidos minoritarios.


Entre los 36 estados que elegirán gobernadores el próximo noviembre, figuran cinco (Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Georgia y Arizona) que pasaron de manos republicanas a manos demócratas en 2020.




¿Cuáles son los temas importantes de la elección?


Esta elección podría ser la antesala de una revancha electoral entre Donald Trump y Joe Biden de cara a 2024, por lo que los principales temas hoy probablemente lo sigan siendo cuando los estadounidenses elijan a su próximo presidente, en dos años.




La decision de la Corte Suprema de E.E.U.U. de anular Roe v. Wade, en junio pasado, eliminando el derecho federal a acceder a un aborto y otorgando esa postestad en cada estado, ha sido uno de los ejes de los candidatos demócratas. Prometiendo la defensa de ese derecho, su expansión o incluso la promulgación de una ley en el Congreso, muchos se han esperanzado con la posibilidad de ganar a votantes indecisos e independientes.


Mientras tanto, los republicanos se volcaron a explotar las preocupaciones de los votantes sobre la economía, especialmente debido a la inflación —que aún se ubica como el tema principal en la mayoría de las encuestas—; y sobre el crimen, para generar una reacción violenta contra los demócratas en todos los niveles.


Y tienen la historia a su favor: en los últimos 150 años, el partido que ocupa la Casa Blanca ha perdido bancas en el Congreso en todas las elecciones, , con la excepción de cuatro. Además, el índice de aprobación de Biden es del 41%, contra un 54% de desaprobación, según la última encuesta realizada por CNN, que rastrea el promedio de encuestas recientes.





1 visualización0 comentarios