top of page

Rescatistas luchan contra el tiempo entre escombros



Continúa el arribo de la ayuda internacional y las cifras de muertos siguen en aumento


Autoridades utilizan maquinaria pesada para abrirse paso entre los escombros y llevar el auxilio a más personas.


Los rescatistas libraban ayer una batalla contra el tiempo para sacar a sobrevivientes de los escombros antes de que sucumban al frío, dos días después de que un sismo azotó el Sur de Turquía y el Norte de Siria. La cifra de muertos ya superaba los siete mil 700 y se presume que aumentará.


En los últimos dos días se han producido dramáticos rescates, incluidos los de unos niños pequeños que emergieron de montones de escombros más de 30 horas después del sismo registrado el lunes al amanecer. Pero también había una desesperación generalizada y una creciente molestia por el ritmo tan lento de las labores de rescate en algunas zonas.


“Es como si nos hubiéramos despertado en el infierno”, comentó Osman Can Taninmis, cuyos familiares siguen debajo de los escombros en Hatay, la provincia más afectada de Turquía. “No podemos responder a absolutamente nada. La ayuda no llega, no puede llegar. No podemos llegar a nadie. Todo está destruido”.


En Siria, los residentes encontraron a una recién nacida llorando y todavía unida por el cordón umbilical a su madre, que había muerto. La bebé era la única sobreviviente de su familia luego del colapso de un edificio en la pequeña localidad de Jinderis, comentaron otros familiares.


Los equipos de búsqueda de alrededor de 30 países empezaron a llegar, así como la ayuda. Pero con los daños repartidos por varias ciudades y localidades, algunas aisladas por el actual conflicto en Siria, las voces que pedían ayuda desde el interior de los montones de escombros se silenciaron.


El terremoto de magnitud 7.8 del lunes y las fuertes réplicas dejaron una estela de destrucción que se extendía por cientos de kilómetros a través del Sureste de Turquía y de la vecina Siria. El sismo hizo colapsar cientos de edificios y llevó más miseria a una región asolada por 12 años de guerra civil en Siria y por la crisis de refugiados.


Turquía alberga a millones de refugiados de la guerra siria. La zona afectada en Siria está dividida entre el territorio controlado por el Gobierno sirio y el último bastión opositor en el país, donde millones dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.


Las inestables pilas de metal y hormigón hicieron que las labores de búsqueda fueran peligrosas, mientras que las gélidas temperaturas las hacían aún más urgentes, a medida que crecía la preocupación sobre cuánto tiempo podrían aguantar en el frío los sobrevivientes atrapados. La nieve se arremolinaba alrededor de los equipos de rescate en algunas zonas de Turquía.


Desastre afectará a más de 23 millones de personas

La magnitud del sufrimiento, y la labor de rescate que lo acompaña, eran impresionantes.


Adelheid Marschang, funcionaria de emergencias de alto rango de la Organización Mundial de la Salud, dijo que hasta 23 millones de personas podrían verse afectadas en toda la zona azotada por el sismo, señalando que se trataba de “una crisis sobre múltiples crisis”.


El presidente turco Recep Tayyip Erdogan señaló que 13 millones de los 85 millones de habitantes del país se vieron afectados, y declaró un estado de emergencia en 10 provincias. Más de ocho mil personas han sido sacadas de los escombros en Turquía, y unas 380 mil se han refugiado en los albergues instalados por el gobierno y en hoteles, señalaron las autoridades.


Sin embargo, las autoridades fueron criticadas por residentes de la afectada zona de Hatay, que se encuentra entre Siria y el mar Mediterráneo, debido a que, señalaron, las labores de rescate se han demorado. El manejo de la crisis por parte de Erdogan podría repercutir en gran medida en las elecciones programadas para mayo, y su oficina ya ha rechazado las críticas, señalando que se trataba de información falsa.


Nurgul Atay comentó que podía escuchar la voz de su madre debajo de los escombros de un edificio colapsado en la ciudad turca de Antakya, capital de la provincia de Hatay. Pero los rescatistas no contaban con la maquinaria pesada que se necesitaba para rescatarla.


Apoyo ONU espera autorización de Bashar Assad


La ONU está preparando un convoy para cruzar las líneas de conflicto dentro de Siria. Sin embargo, para ello se necesitaría probablemente la autorización del Gobierno del presidente Bashar Assad, que ha sitiado las zonas controladas por los rebeldes durante la guerra civil.

"Si tan sólo pudiéramos levantar la losa de hormigón, podríamos llegar a ella… mi madre tiene 70 años, no podrá soportar esto por mucho tiempo" Nurgul Atay, damnificado


El terremoto aceleró dos veces la gravedad




Los geólogos españoles no consideran “extraño” el doblete del terremoto de Turquía y que se produjera una réplica casi tan alta como la del terremoto principal, de 7.8, pero destacan “la aceleración de dos veces la gravedad” (2g) como factor clave para entender la magnitud del fenómeno.




“La sismicidad es muy contagiosa”, la magnitud del terremoto principal “desestructuró completamente la zona, entonces la corteza se ajusta a las nuevas tensiones del terreno y por eso las réplicas se van extendiendo en horizontal y en vertical”, reconoce el geólogo y experto español en sismos Antonio Aretxabala.


El desastre ha roto una superficie de 200 kilómetros de largo por 30 de ancho, así que hay que “representar el epicentro en un punto, pero en realidad sus dimensiones son enormes”.


La poca profundidad a la que se ha generado ha agravado los daños, pero el geólogo considera “una barbaridad” que el terremoto alcanzara un valor de 2g, es decir, dos veces la aceleración de la gravedad, unas cifras a las que “no llegan ni los astronautas cuando suben a la nave”.



Según su opinión, “no hay edificio que soporte ese nivel, se podrían hacer construcciones que lo resistieran, pero tendrían un precio muy elevado”, señala tras mencionar que la norma de construcción sismorresistente turca contemplaba la mitad de la aceleración de la gravedad en roca, cuatro veces menos al nivel alcanzado, “y aun así era ambiciosa”.



A su juicio, sí se puede reproducir otro terremoto de este calibre a corto plazo en el mismo lugar porque “hay muchas fallas y es una zona con potencial para generarlos”.


Guerra y aislamiento dificultan la ayuda en Siria

En Siria, el envío de ayuda se ha visto afectado por la guerra y el aislamiento de la región controlada por los rebeldes a lo largo de la frontera, que está rodeada por las fuerzas del gobierno respaldadas por Rusia. La propia Siria es un paria internacional debido a las sanciones occidentales relacionadas con la guerra.


Los voluntarios que prestan primeros auxilios conocidos como Cascos Blancos tienen años de experiencia rescatando gente de edificios destruidos por los bombardeos sirios y rusos en la zona controlada por los rebeldes, pero señalaron que el sismo ha superado sus capacidades.



Mounir al-Mostafa, el subdirector de los Cascos Blancos, comentó que podían responder de manera eficiente a un máximo de 30 lugares a la vez, pero ahora se enfrentan a peticiones de ayuda de más de 700.


“Los equipos están presentes en esos sitios, pero la maquinaria y equipos disponibles no son suficientes”, dijo y añadió que las primeras 72 horas son cruciales en cualquier labor de rescate.


Naciones Unidas dijo que estaba “explorando todas las vías” para llevar suministros a la zona controlada por los rebeldes en el noroeste de Siria.



Telón de fondo WhatsApp llama a donar para las víctimas de sismo


El Gobierno turco ha declarado tres meses de estado de emergencia en las 10 provincias afectadas el lunes por los dos fuertes terremotos en Turquía, que han dejado ya más de siete mil muertos en el país.


Así lo anunció el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien señaló que se destinarán cinco mil millones de euros en ayuda de emergencia para esas regiones.


Se reporta que la aplicación de WhatsApp emite un mensaje en el que se invita a la ciudadanía a apoyar con donativos que son enviados directamente a la organización oficial turca AFAD (Presidencia de Gestión de Desastres y Emergencias).


“Dos terremotos de 7.7 tuvieron lugar el 6 de febrero de 2023 a las 04:17 en la región de Turquía y Siria, dejando miles de muertos y heridos, mientras miles de personas siguen perdidas bajo las ruinas. Si quieres ayudar, puedes donar directamente a la organización oficial turca AFAD


En la página oficial de AFAD mencionan que dentro los trabajos de mejoramiento realizados para eliminar las condiciones que afectan la vida general después de los terremotos.





3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page