Sandra Lindsay, enfermera de una uci de Nueva York, recibe la primera vacuna de Estados Unidos

Trump pide que él y el resto de la Casa Blanca no tengan prioridad



Sandra Lindsay se ha convertido en la primera estadounidense en recibir la vacuna del covid en el país. La enfermera de la unidad de cuidados intensivos en Queens, Nueva York, ha recibido la vacuna de Pfizer este lunes.

Las primeras palabras de la enfermera han ido digidas adar un mensaje de esperanza para demostrar "que la vacuna es segura". Y un mensaje de cautela, "hay luz al final del túnel pero todos debemos seguir usando máscara y respetar la distancia social". "Espero que esto sea el principio del fin de un momento tan doloroso en nuestra historia", ha dicho la mujer.

Con niveles récord de casos de covid-19, Estados Unidos empezó el domingo a enviar vacunas a todo el país en un esfuerzo de inmunización masivo. Los lotes de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus abandonaron la planta de la empresa en Michigan este domingo, de cara a una campaña de vacunación de millones de estadounidenses.


Las dosis fueron enviadas en cajas con nieve carbónica (hielo seco), que las mantendrán a -70 ºC, la temperatura necesaria para conservar la vacuna. Las compañías FedEx y UPS están desplegando flotas de camiones y aviones para transportar la valiosa carga, a veces bajo vigilancia armada, a los 50 estados, donde los trabajadores de la salud y los residentes de hogares de ancianos serán los primeros en recibir las vacunas.




"Los primeros cargamentos llegarán el lunes por la mañana", aseguró el general Gus Perna, responsable de esta operación denominada Warp Speed ("velocidad del rayo"). Según el militar, 145 lugares en el país recibirán la vacuna este lunes, 425 más el martes y 66 el miércoles.


Un total de 2,9 millones de dosis serán entregadas de aquí al miércoles, y las autoridades sanitarias prevén que alrededor de 20 millones de estadounidenses podrían recibir las dos inyecciones necesarias hacia fin de año y otros 80 millones antes de marzo.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho saber este domingo que no está previsto que reciba la vacuna contra el coronavirus de manera prioritaria y que ha pedido a los funcionarios de la Casa Blanca que no tengan acceso a ella hasta "un poco más tarde".


"Las personas que trabajan en la Casa Blanca deben recibir la vacuna un poco más tarde, salvo que sea estrictamente necesario. He pedido que se haga este ajuste. No está previsto que reciba la vacuna, pero espero hacerlo en el momento apropiado", ha escrito en su cuenta de Twitter.

1 vista0 comentarios