top of page

Suben a 44 las víctimas de deslave en China

El deslave se precipitó sobre las casas ubicadas al pie de una pendiente, la mañana del lunes en Liangshui

Los cuerpos de las demás víctimas de un deslave ocurrido en el suroeste de China fueron recuperados este jueves, lo que elevó a 44 el número de víctimas, tras cuatro días de búsqueda entre los escombros y la tierra de las casas derrumbadas, dijeron medios oficiales.

El último cuerpo fue encontrado en la tarde, de acuerdo con la televisora oficial CCTV, que publicó fotografías de las excavaciones y de los equipos de búsqueda con uniformes y cascos color naranja, como parte de un contingente de más de mil rescatistas.



El deslave se precipitó sobre las casas ubicadas al pie de una pendiente la mañana del lunes en Liangshui, una aldea situada en una remota parte montañosa de la provincia de Yunnan. El desastre dejó una árida franja en la pendiente tras caer sobre la aldea, que se encuentra entre campos nevados divididos en terrazas.


El lunes fueron encontrados dos sobrevivientes.

Una investigación preliminar encontró que el deslave fue provocado por el desplome de una empinada área en la cima de un acantilado, informó la agencia noticiosa oficial Xinhua, que no dio más detalles sobre la causa del desastre.

Los rescatistas tuvieron que enfrentar la nieve, los caminos congelados y las bajas temperaturas. El área se encuentra a unos 2 mil 250 kilómetros al suroeste de Beijing, la capital de China, con elevaciones de hasta 2 mil 400 metros.

El condado de Zhenxiong está a unos dos mil 250 kilómetros al suroeste de Beijing, y alcanza una altitud de hasta dos mil 400 metros.

Las intensas nevadas caídas en muchas partes de China han provocado el caos en el transporte y puesto en peligro la vida de muchos. La semana pasada, los rescatistas evacuaron a turistas de una remota estación de esquí en el noroeste, luego de que las docenas de avalanchas causadas por las fuertes nevadas dejaron a más de mil personas atrapadas durante una semana en una aldea de la prefectura de Altay, en la región de Xinjiang, cerca de la frontera china con Mongolia, Rusia y Kazajistán


Los deslaves, a menudo causados por las lluvias o las obras no seguras, son habituales en China. Al menos 70 trabajadores fallecieron en incidentes de este tipo el año pasado, incluyendo más de 50 en una mina al aire libre en Mongolia Interior.

En total, el año pasado las catástrofes naturales dejaron 691 muertos y desaparecidos, y causaron pérdidas económicas directas de unos 345 mil millones de yuanes (48 mil millones de dólares) en el país, según la Comisión Nacional para la Reducción de Desastres y el Ministerio de Emergencias.




2 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page